.plain-style .box-contact.box-bg { background: #0445b9 url('../../images/contact.png') 0 0 no-repeat; color: #eaeaea; padding: 20px; } margin-top: 50px;

Manuel Hidalgo

Nos disponemos a ver un telediario. El más tonto del lugar sabe que en el mapa del mundo están clavadas por doquier banderitas rojas que señalizan guerras, graves conflictos y problemas, procesos inciertos, derivas inquietantes, mutaciones peligrosas, crisis cruciales. El planeta entero está viviendo una gran transformación, que es histórica e inédita por los agentes científicos, tecnológicos, culturales, económicos, ideológicos, sociales y morales concurrentes.

No es seguro, ni mucho menos, que todo ese cambio sea definitivamente para peor, pues nada es definitivo según sabemos. Puede ser un cambio circunstancial en lo más negativo, un largo momento de barullo y desconcierto, de daños y perjuicios, al que, tal vez, le siga, como ya antes ocurrió, la aparición de nuevas vías de luz, de sosiego, de sentido y de mejora.

De hecho, cada día, entre todos los agentes antes mencionados no son pocos los que producen hallazgos, ejemplos y modelos muy positivos y esperanzadores.

Nos disponemos a ver un telediario, decía. Y, después del adelanto obligado de un par de noticias en verdad relevantes, se nos arroja una paletada de titulares sobre sucesos mórbidos -crímenes, abusos, acosos, accidentes, fiestas bárbaras, delitos sexuales y otras historias del horror cotidiano- que nos transmiten lo peor del comportamiento humano y que, a todas luces, tienen como objetivo evitar que nos despeguemos del televisor: ahora tenemos que hablar, qué remedio, de algunos asuntos importantes, pero no se vayan, que enseguida les vamos a echar su ración de carnaza.

Esto implica un tremendo desprecio a la sensibilidad y a la inteligencia crítica de los espectadores. Pero todavía es peor: los espectadores, en infernal círculo vicioso, están esperando esa clase de noticias con mayor curiosidad que las en verdad importantes, según parecen confirmar los estudios de audiencia que aconsejan incluir esos contenidos. Y, entrando de lleno en lo insoportable, no son, al parecer, las televisiones quienes desprecian a los espectadores, sino que somos los que soltamos estas monsergas, quienes les estamos despreciando, pues si llegamos a calificar de basura -también fuera de los informativos- lo que esas televisiones ofrecen, estamos llamando basura a los millones de espectadores que las consumen.

 

Leer columna

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) confirmó hoy que el régimen de financiación de RTVE es compatible con la legislación comunitaria en materia de ayudas de Estado, al haber desestimado el recurso de DTS Distribuidora de Televisión Digital contra una sentencia anterior.

En la sentencia de este jueves, el tribunal europeo desestima el recurso de casación de DTS y confirma la sentencia del Tribunal General. Así, considera que el segundo estaba en lo cierto al estimar que las medidas fiscales no formaban parte del régimen de ayudas en favor de RTVE.

En este sentido, el TUE recuerda que el importe de la ayuda se fija de acuerdo con los costes netos relacionados con el cumplimiento de la misión de servicio público, por lo que los ingresos por las medidas fiscales no tienen ninguna influencia directa en la cantidad o en la concesión de la ayuda otorgada a RTVE.

Además, el Tribunal de Justicia subraya que una parte de los ingresos por el gravamen puede ser destinada a otros fines, como reasignarse a un fondo de reserva o al Tesoro Público. También destaca que la inaplicabilidad de las medidas fiscales no cuestiona la ayuda, puesto que el Estado debe completar la diferencia entre los ingresos y los costes para el cumplimiento de sus obligaciones de servicio público.

 

Leer información

La Comisión Mixta de control parlamentario de la Corporación RTVE y sus sociedades ha sido constituida hoy en el Congreso y estará presidida por el diputado del PP Emilio del Río.

Del Río ha sido elegido presidente en primera vuelta con 30 votos frente a los cinco que ha conseguido la candidata alternativa que ha propuesto Podemos, Noelia Vera.

Al igual que ha ocurrido en la Comisión de Exteriores, Podemos también ha decidido en este caso presentar un candidato alternativo en un intento de impedir que Emilio del Río sea elegido presidente de la Comisión de RTVE al que considerar que una persona investigada por supuestas irregularidades no es idónea para ese puesto.

El senador del PSOE Óscar López ha sido elegido vicepresidente primero mientras que el senador del PP Dámaso López será el vicepresidente segundo, tras ser elegidos en segunda vuelta al haber empatado en la primera votación.

También han sido elegidos en segunda votación la diputada del PSOE Lidia Guinart y Guillermo Díaz, diputado de Ciudadanos, que serán secretaria primera y segundo, respectivamente.

Fecha de Constitución: 16/11/2016

Presidente
Del Río Sanz, Emilio (GP) 16/11/2016

Vicepresidente Primero
López Águeda, Óscar (SGPS) 16/11/2016

Vicepresidente Segundo
López Rodríguez, Dámaso (SGPP) 16/11/2016

Secretaria Primera
Guinart Moreno, Lídia (GS) 16/11/2016

Secretario Segundo
Díaz Gómez, Guillermo (GCs) 16/11/2016

Vocales
Acedo Penco, Pedro (GP) 16/11/2016
Angustia Gómez, María Vanessa (SGPPOD) 16/11/2016
Bajo Prieto, María Luz (GP) 16/11/2016
Bustamante Martín, Miguel Ángel (GCUP-EC-EM) 16/11/2016
Cabezón Casas, Tomás (SGPP) 16/11/2016
Camacho Sánchez, José Miguel (GS) 16/11/2016
Capdevila i Esteve, Joan (GER) 16/11/2016
Casado Blanco, Pablo (GP) 16/11/2016
Cepeda García De León, José Carmelo (SGPS) 16/11/2016
Domínguez De Posada Puertas, Rosa María (SGMX) 16/11/2016
Gutiérrez Alberca, Alberto (SGPP) 16/11/2016
Huelva Betanzos, Amaro (SGPS) 16/11/2016
Iparragirre Bemposta, María Eugenia (SGPV) 16/11/2016
León Rodríguez, Laureano (SGPP) 16/11/2016
Lima Gozálvez, María Pilar (SGPPOD) 16/11/2016
Lorenzo Torres, Miguel (GP) 16/11/2016
Lucio Gómez, Marta (SGPP) 16/11/2016
Menacho Villalba, Francisco (SGPS) 16/11/2016
Moreno Bustos, Ramón (GP) 16/11/2016
Muñoz De La Iglesia, Esther (SGPP) 16/11/2016
Pérez Pastor, José Luis (SGPP) 16/11/2016
Pons Sampietro, Pere Joan (GS) 16/11/2016
Postigo Quintana, Jesús (GP) 16/11/2016
Quevedo Iturbe, Pedro (GMx) 16/11/2016
Riolobos Regadera, María Carmen (SGPP) 16/11/2016
Rivera de la Cruz, Marta María (GCs) 16/11/2016
Romero Sánchez, Rosa María (GP) 16/11/2016
Torrado De Castro, Marta (SGPP) 16/11/2016
Urquizu Sancho, Ignacio (GS) 16/11/2016
Vera Ruíz-Herrera, Noelia (GCUP-EC-EM) 16/11/2016
Vila Gómez, Miguel (GCUP-EC-EM) 16/11/2016
Zaragoza Alonso, José (GS) 16/11/2016

 

Una cuarta parte de los espectadores (el 24,9%) considera que los informativos de Televisión Española no son objetivos, según los resultados de una encuesta elaborada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Frente a esta valoración negativa, un porcentaje similar (23,9%) cree que sí son objetivos. Y en el caso de los espectadores habituales de los informativos de La 1, La 2 y el Canal 24 Horas el nivel de objetividad percibido se incrementa hasta el 45,4%, mientras que el 15,3% mantiene lo contrario.

Por tramos de edad, son las personas de 65 o más años quienes tienen una percepción de mayor objetividad de los informativos de la televisión pública. En el lado contrario, son los más jóvenes los que tienen una mayor desafección hacia estos contenidos, ya que solo un 25% de los que tienen entre 16 y 24 años declara ser espectador habitual de los informativos de RTVE.

 

Leer información

Podemos, junto a ICV, IU y PSOE, han presentado una pregunta en el Parlamento Europeo con solicitud de respuesta escrita de la Comisión Europea ante la vulneración de los criterios de independencia y pluralismo en RTVE.

Esta iniciativa la ha presentado hoy Miguel Álvarez (Podemos), que ha reivindicado, durante una rueda de prensa celebrada en la sede del Parlamento Europeo en Madrid, un sistema de medios públicos "independientes, pluralistas, transparentes y participados por la sociedad civil". En la rueda de prensa han estado presentes representantes de la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI), Teledetodos y los sindicatos CCOO, UGT, CGT y USO. Durante el acto se leyó un comunicado de los consejos de Informativos de RTVE en la que califican de "muy oportuna esta iniciativa" y llaman al acuerdo entre los partidos en aras del consenso más amplio posible en este asunto.

Manuel Aguilar, en nombre de Teledetodos, habló de la necesaria y urgente regeneración de la Corporación, para lo cual es ineludible un compromiso de las fuerzas parlamentarias que asiente un nuevo modelo de servicio público de comunicación de ámbito estatal.

El representante de CCOO, Francisco Pérez Huertas, se quejó de la merma del carácter de servicio público de la radiotelevisión española, algo en lo que han coincidido desde UGT, que ha criticado que esta situación ha llevado a que cada vez tenga menos audiencia y relevancia. Por parte de CGT, Mario Vallejo ha extendido el problema a la web del ente público, dirigido por personas elegidas "a dedo" sin cumplir con un perfil digital.

Ana Sieiro, de USO, ha denunciado que la "manipulación" ha llegado a la programación, con un descenso de producción propia en favor de las productoras y una ausencia de pluralidad en contenidos culturales y educativos, al tiempo que ha pedido la unión de RTVE y la Agencia Efe para recobrar un servicio público de calidad.

Por último, el portavoz de la FeSP, Agustín Yanel, ha urgido a un cambio en todo el modelo de la corporación en aras de la defensa de la libertad de información.

El nuevo Gobierno no para de prometer diálogo, diálogo y más diálogo. La nueva legislatura necesita de acuerdos y pactos para cambiar el rumbo de aquellas instituciones que durante los años de mayoría absoluta del PP han actuado de manera manifiestamente mejorable. Uno de los organismos que están pidiendo a gritos una reforma urgente es la radio y la televisión pública. RTVE, que acaba de cumplir 60 años, está inmersa en un agujero negro: tecnológicamente anclada en el pasado, informativamente desprestigiada por su alineamiento con el partido en el Gobierno y financieramente asfixiada por los sucesivos recortes en la subvención estatal.

En esta legislatura los partidos de la oposición tienen una oportunidad de oro para devolver la independencia a RTVE. La primera medida pasa por revertir la contrarreforma que abordó Mariano Rajoy en 2011 para elegir un presidente a su medida. El PP fulminó el artículo de la ley que exigía una mayoría de dos tercios del Congreso de los Diputados para nombrar al inquilino de Prado del Rey para que solo fuera necesaria la mayoría absoluta.

Además de un compromiso político firme para devolver la televisión pública al público, TVE requiere una financiación suficiente y estable para poner en antena una programación de calidad, que no se deje arrastrar por los formatos chabacanos que inundan los canales privados. Ha de estar a la vanguardia tecnológica, arriesgar con programas innovadores y adaptarse al mundo digital y a los nuevos modelos de consumo de contenidos.

 

Leer columna

Los cuatro partidos principales rechazan la emisión de publicidad y cobrar un canon a los contribuyentes para financiar TVE, si bien PP, PSOE y Ciudadanos son partidarios de avanzar en los ingresos por el patrocinio de programas y la venta de producción propia, al igual que Podemos en este caso.

Además, PSOE, Podemos y Ciudadanos han coincidido en la necesidad, incluso urgencia de crear un consejo independiente que regule el sector audiovisual, mientras que el PP cree que es una cuestión "delicada" que se tiene que hablar, según han detallado las formaciones en un debate organizado por la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) sobre el futuro de los medios públicos que recoge la Agencia Efe. Las discrepancias o los matices se han notado en asuntos como la elección del presidente y el consejo de administración de RTVE y cuál debe ser la formación y el perfil profesional de los miembros.

Previamente se ha presentado un estudio de la URJC que valora el regreso de las radios y televisiones públicas a la agenda del debate político y la necesidad de llegar a acuerdos debido al reparto de fuerzas en el Congreso.

 

Leer noticia

A La mañana de La 1 se le hace de noche en los tribunales. Los reveses de la Justicia en materia laboral no cesan para el programa de la cadena pública, más allá de sus luchas por la audiencia. Según ha podido saber EL MUNDO, el Juzgado de lo Social número 19 de Madrid ha reconocido a 15 profesionales "el carácter indefinido de la relación laboral" que mantienen con la corporación pública. La sentencia, frente a las tesis a favor de la temporalidad esgrimidas por la cadena, se fundamenta en que los trabajadores "fueron inicialmente contratados en fraude de ley, por lo que ya en ese primer momento les correspondía la condición de indefinidos".

El año pasado, el Juzgado de lo Social número 17 de Madrid expresó la nulidad del despido de 17 trabajadores con contratos temporales, fallo que obligó a la corporación a readmitirlos en La mañana de La 1 o en otros formatos de la televisión estatal.

Ambos grupos de demandantes de La mañana de La 1 comparten abogado, Jon Zabala, del despacho Iurisvox: "TVE vive desde hace años en una situación surrealista en materia de contratación. Tiene necesidades estructurales de personal que no puede cubrir con su personal fijo, lo que le lleva a contratar masivamente a trabajadores temporales en fraude de ley, utilizando contratos temporales de forma irregular para cubrir necesidades permanentes de empleo", explica Zabala a este periódico.

La cuestión ha explotado ya en el seno de RTVE, en concreto en el consejo de administración, su máximo órgano de gestión. Uno de sus miembros, Miguel Ángel Sacaluga (nombrado a propuesta del PSOE) había solicitado la relación de trabajadores convertidos en indefinidos, por lo que el asunto salió a relucir en la reunión del pasado miércoles. Enrique Alejo, director general corporativo, reconoció cómo 41 trabajadores de España directo han pasado a ser indefinidos por requerimiento de la Inspección de trabajo, para luego ser ubicados en distintas áreas, alguna tan crucial como la de Informativos. "Éste es un problema de mala gestión que está permitiendo engrosar la plantilla.Además, un 40% de los contratos temporales son de informadores, cuando no tenemos esa necesidad. Es más, algunos de los que firman esos contratos defienden al mismo tiempo que se haga un ERE", subraya Sacaluga.

 

Leer noticia

Cargar más