.plain-style .box-contact.box-bg { background: #0445b9 url('../../images/contact.png') 0 0 no-repeat; color: #eaeaea; padding: 20px; } margin-top: 50px;

El periodista José Antonio Sánchez, futuro presidente de RTVE propuesto por el PP, ha sido rechazado este lunes por el Congreso para formar parte del Consejo de la corporación, al no haber alcanzado el apoyo de dos tercios de la Cámara, y deberá volver a someterse a los diputados el próximo jueves 16 de octubre.


En la votación, realizada de manera individual, mediante papeleta y en un pleno extraordinario, han participado 277 diputados, de los cuales 178 han apoyado a Sánchez, 5 han apoyado al candidato propuesto por UPyD, Francisco Javier Montemayor, y 89 han votado en blanco, a lo que se suman 5 papeletas que han sido nulas.

La Izquierda Plural y Amaiur se han ausentado durante la votación como "máximo rechazo" a este proceso que, según ha dicho el portavoz del primer grupo parlamentario, "ya tiene marcado el final por el PP", mientras que el PNV ni siquiera ha asistido al debate.

El próximo jueves se procederá a una segunda votación en otro pleno extraordinario en el que solo necesitará el apoyo de la mayoría absoluta de la Cámara, con la que cuenta el grupo popular, para ser elegido miembro del Consejo de Administración, tras lo que se votará en primera vuelta su elección como presidente.

Como previsiblemente tampoco obtendrá los dos tercios de la Cámara -al igual que este lunes- para ser presidente en la votación prevista ese mismo día, se procederá a una segunda votación la próxima semana, cuando será elegido presidente de RTVE con la mayoría absoluta del PP.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha asegurado este martes en el Senado que el Gobierno cuenta con «proyectos importantes para potenciar RTVE, con el objetivo de que ofrezca el «gran servicio público que todos merecen». El responsable de Hacienda añadió que la cadena pública tiene garantizada su estabilidad económico-financiera y que «nadie puede poner esto en duda». Sus declaraciones se producen días después de la dimisión de Leopoldo González-Echenique como presidente de RTVE, precisamente por sus dificultades para cambiar el modelo de financiación y conseguir una fuente de ingresos estable para la cadena pública. Esto, como se vio en los últimos meses, originó algunas tiranteces con el ministro.

«Creemos en los medios públicos y quiero transmitir la mayor tranquilidad sobre el presente y el futuro de la corporación», explicó Montoro, el mismo día en que los paros convocados por CC.OO. han obligado a alterar la programación de TVE. La cadena se ha visto obligada ha emitir un rótulo en el que se anunciaban los posibles cambios, «en defensa de un plan de futuro que garantice la estructura y una financiación suficiente y estable» para la televisión pública.

Con sus palabras, Montoro respondía al senador socialista Óscar López, quien había criticado el «retroceso sin precedentes» de la corporación y cuestionando si el Ejecutivo se ha planteado la vuelta de la publicidad o incluso «cobrar a los ciudadanos» con un canon similar al de la BBC británica. «Para su tranquilidad», replicó el ministro, «el Gobierno tiene proyectos importantes y dentro de poco conocerá los planes en términos de financiación». Montoro también lamentó que desde la oposición «se critique todo», incluyendo el nombramiento del presidente en funciones de RTVE, José Manuel Peñalosa.

 

Ver Diario de sesiones

 

Enlace a noticia

En una intervención de apenas dos minutos, el actual director general de Telemadrid, José Antonio Sánchez, defendió ayer en la Comisión Consultiva de Nombramientos del Congreso su candidatura a la presidencia de RTVE. Fue una presentación breve y parca, sin apenas compromisos de futuro, como el que se sabe ganador antes de empezar el partido, en la que se limitó a exponer a grandes rasgos su currículo profesional. No explicó el modelo de televisión pública por el que apuesta ni se pronunció sobre la posibilidad de que aplique un expediente de regulación de empleo (ERE) de forma inminente en la televisión estatal. En respuesta a la batería de preguntas formuladas por los miembros de la comisión, Sánchez aseguró que no tiene "ni idea" sobre la presunta aparición de su nombre en los papeles de Bárcenas,pero admitió que hace 20 años realizó trabajos para el PP. "Me autorizó el director de la empresa privada en la que trabajaba", precisó.

A excepción del PP, todos los grupos parlamentarios cuestionaron la candidatura de Sánchez. Los diputados le recordaron su pasado profesional, tanto en Telemadrid, empresa a la que se incorporó en 2011 y en la que firmó un ERE que implicó la salida de 860 trabajadores (de una plantilla de casi 1.200), como en RTVE, donde ocupó la dirección general entre 2002 y 2004, cuando el grupo audiovisual era todavía un ente público.

 

Leer noticia

Diario de Sesiones

Leopoldo González-Echenique ha presentado hoy su dimisión al Consejo de Administración de RTVE como presidente de la Corporación. La decisión será efectiva con carácter inmediato, asumiendo la presidencia en funciones del Consejo el consejero José Manuel Peñalosa.

Durante su etapa al frente de la corporación pública (julio 2012-septiembre 2014), González-Echenique ha trabajado en un contexto de limitación presupuestaria como consecuencia de la crisis económica, que ha afectado seriamente a la Corporación, y al sector público en general, sin renunciar por ello a objetivos propios de la radiotelevisión pública y a ofrecer a los ciudadanos una programación de calidad.
Esta etapa se ha caracterizado por un progreso en la eficiencia en todas las partidas de gasto, ya sea en las cuentas de edificios y energía, transportes y viajes, servicios de tecnología de la información o derechos de autor, entre otras, que alcanzan en estos dos años un reducción del 25%.

Por su parte, José Manuel Peñalosa Ruiz, nacido en Girona en 1959, ha sido asesor del Consejo de Administración de la Corporación RTVE en el periodo comprendido entre 2008 y 2012, año en que fue elegido por el Senado miembro del Consejo de Administración de la Corporación RTVE, a propuesta del PP. Con anterioridad, entre 1999 y 2008, Peñalosa fue asesor parlamentario del grupo popular en el Congreso de los Diputados en materia audiovisual, telecomunicaciones y control sobre RTVE. Y aún antes, en su etapa como diputado nacional en las Legislaturas V y VI (1993-1996 y 1996-1999), vocal y portavoz, respectivamente, del grupo popular en la comisión de control sobre RTVE.

El Grupo Parlamentario Popular ha propuesto este martes en el Congreso a José Antonio Sánchez como nuevo presidente de RTVE, en sustitución de Leopoldo González Echenique. Los 'populares' han presentado su candidato ante el registro de la Cámara Baja.

Sánchez, hasta ahora director general de Telemadrid, se convertirá, tras la aprobación de las Cortes, en el decimonoveno presidente de RTVE de la democracia y en el cuarto que accederá al cargo con el respaldo del Congreso, tras sus predecesores Luis Fernández, Albert Oliart y Leopoldo González-Echenique.

Cada grupo parlamentario ha podido presentar desde el pasado miércoles un solo nombre para dirigir la corporación, cuya votación se realizará en el Pleno del Congreso. Durante el periodo de interinidad, el consejero a propuesta del PP José Manuel Peñalosa, ha ocupado la presidencia en funciones.

Una vez seleccionado el candidato, debe recibir el visto bueno de la comisión de nombramientos de la Cámara Baja. Después, los candidatos serán sometidos a votación en el Pleno del Congreso. Falta por conocer si el nombramiento de Sánchez se alcanzará con el apoyo de la oposición, algo que no ocurrió con Echenique.

En una primera ronda, se buscará aprobar los nombres por mayoría de dos tercios. En caso de no conseguirse, 24 horas después se podrá celebrar una nueva votación, en la que la aprobación se conseguiría con mayoría absoluta, por lo que el PP podrá sacar adelante sus propuestas en solitario.

 

Ver noticia

El Consejo de Ministros ha aprobado, a propuesta del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, el Real Decreto por el que se aprueba el Plan Técnico Nacional de la Televisión Digital Terrestre (TDT) y se regulan determinados aspectos del dividendo digital. Propone 8 múltiplex frente a los 10 actuales y con la previsión de sacar a concurso público un múltiplex (tres o cuatro canales en función de si son en formato alta definición y estándar) y un tercio de otro.

Con el plan diseñado por Industria las televisiones privadas pasarán de contar con seis a cinco múltiplex y las comunidades autónomas, salvo Cataluña, contarán con uno frente a los dos actuales, mientras que RTVE que ahora tiene dos múltiples, contará con un múltiple y dos tercios de otro múltiple.

RTVE contará con un múltiple más dos tercios de un segundo múltiple (el resto sale a concurso). En todo caso, el plan prevé que Industria pueda acodar, previa consulta con la Corporación, la reducción de la asignación del segundo múltiple a un tercio, destinando el restante a realizar emisiones experimentales y a favorecer tecnologías y servicios innovadores.

Las comunidades autónomas pasarán de tener dos a un mútliplex. Aunque no todas ellas han utilizado el segundo múltiple, sí los han hecho comunidades autónomas como Andalucía, País Vasco o Galicia. En el caso de Cataluña, pierde un múltiple, pero seguirá contando con dos, ya que el plan no afecta al múltiple desplegado con anterioridad a la aprobación del Plan de Transición a la TDT de 2005.

 

Ver decreto

Aunque en un principio estaba previsto que compareciera en el Congreso el presidente en funciones del Consejo de Administración de RTVE, José Manuel Peñalosa, fianalmente ha sido Enrique Alejo, director general corporativo de RTVE y uno de los nombres que se barajan como posible sustituto de Echenique, el que ha presentado en la Cámara Baja los presupuestos de la corporación pública para el próximo año. La cadena pública incrementará su inversión en programación hasta alcanzar los 279 millones de euros, diez más que en anteriores ejercicios.

Alejo también ha precisado que en su comparecencia que la cadna pública gastará 9 millones más que el año pasado en nóminas hasta llegar a un total de 371 millones. «A pesar del segundo convenio colectivo, todavía quedan grandes deslizamientos de antiguedad y saltos de nivel que arrastran al crecimiento de la masa salarial», explicó el portavoz de la cadena pública. Por lo que se refiere al capítulo de inversiones, RTVE ha previsto dejarse 37,5 millones, básicamente para reformas en Torrespaña y Prado del Rey y en centros territoriales.

Todo ello se financiará con las aportaciones estatales, las operadoras y las empresas de telecomunicaciones, entre otras. La aportación del Estado queda congelada por tercer año consecutivo en 292,7 millones de euros. Por su parte el directivo espera que la cadena ingrese hata 191,73 millones en concepto de tasas de operadores y empresas de telecomunicaciones. Las aportaciones de estos últimos se incrementarán en 30 o 40 millones, en torno a un 17%, gracias a los movimientos del sector. Sin embargo, la aportaciones de los operadores privados esperan que se mantenga estable. El portavoz de la pública ha firmado que las aportaciones de los operadores suponen prácticamente la mitad de lo que la cadena ganaba por publicidad.

Ver noticia

Diario de Sesiones

La TVG externalizará buena parte de sus programas. Eso es lo que denuncia el comité interempresas de la CRTVG, que advierte de que la Televisión de Galicia está tramitando un concurso público para "externalizar en bloque parte de las retransmisiones que efectúa a lo largo del año". Con este concurso, al que solo se presentó la empresa SeteMedia, la productora privada "podría realizar hasta treinta retransmisiones de eventos televisivos en veinticuatro meses, por cerca de 150.000 euros", según denuncian los representantes de los trabajadores.

La CRTVG da así un paso más en la externalización y privatización. Para los sindicatos, esto supone "traspasar una línea roja", ya que es la primera vez en los treinta años de existencia del medio público "en el que esa importante parte de la producción pasa a manos privadas de manera deliberadamente programada". "Es inadmisible, cuando la TVG cuenta con cuatro unidades móviles tecnológicamente avanzadas que ya estaban infrautilizadas, incluso paradas, con excusas como que no se puede contratar conductores para desplazar unos camiones en los que se invirtieron cuatro millones de euros", asegura el comité en un comunicado.

 

Ver noticia

Cargar más