Sánchez afirma que apostará por una televisión pública “independiente” y “plural”

El secretario general, Pedro Sánchez, ha mantenido esta tarde sendos encuentros con representantes de los sindicatos de RTVE y con el Consejo de informativos del ente público, en los que les ha trasladado su apuesta por una televisión pública “independiente y plural” y se ha comprometido a que este será uno de los objetivos de su gobierno.

Durante las reuniones, celebradas en el edificio Torrespaña, Sánchez ha ratificado el apoyo del PSOE al manifiesto por la independencia y la pluralidad de los servicios informativos de RTVE, al que ya se adhirió el Partido Socialista el pasado mes de octubre.

En este sentido, el líder socialista ha subrayado su total compromiso con el manifiesto, convencido de que es fundamental que haya unos medios públicos de comunicación que garanticen la pluralidad, la neutralidad y la diversidad, y ha subrayado que su gobierno trabajará para revertir el modelo impuesto por el PP, que utiliza los medios públicos de comunicación para sus fines partidistas.

El documento recuerda que RTVE cumple un servicio público esencial y que la ley, el Mandato Marco, el Manual de Estilo y el Estatuto de la Información obligan a la Corporación a garantizar la información objetiva, veraz y plural, ajustada plenamente al criterio de independencia profesional y al pluralismo político, social e ideológico de la sociedad, así como a la norma de distinguir y separar, de forma perceptible, la información de la opinión.

Pedro Sánchez ha recordado que una de las propuestas del programa de gobierno del PSOE, que también está recogida en el manifiesto, es que se legisle nuevamente un sistema de elección del presidente de CRTVE que garantice su independencia y profesionalidad, recuperando la elección por mayoría cualificada del Congreso de, como mínimo, 2/3. Este sistema fue revertido por el PP, que impuso la elección del presidente de la Corporación y de sus miembros por mayoría absoluta.

Por su parte, los representantes sindicales han trasladado a Sánchez sus quejas por la falta de transparencia, las presiones políticas y los intentos de manipulación y censura a los trabajadores del ente público, así como por la falta de medios tecnológicos. En definitiva, han dejado claro que su objetivo es que RTVE vuelva a convertirse en una televisión de referencia y deje de ser una televisión al servicio de un gobierno.

 

Leer noticia completa