La AUC pide revisar el sistema de financiación de RTVE

images

La Asociación de Usuarios de la Comunicación pide revisar el actual sistema de financiación. Exige un modelo sostenible que garantice la calidad, la independencia y el pluralismo de RTVE.

Madrid, 3 de Enero de 2012. www.auc.es

La Asociación de Usuarios de la Comunicación manifiesta su preocupación por los recortes presupuestarios anunciados para la Corporación RTVE, que ponen aún más en riesgo la viabilidad futura de la radiotelevisión pública estatal.

Para AUC, en los últimos se han dado pasos muy importantes en favor de la desgubernamentalización de RTVE y de la definición del servicio público, pero se ha diseñado un modelo de financiación inadecuado por muchos conceptos y que ahora se ve más amenazado por los recortes presupuestarios anunciados por el Gobierno del Partido Popular.

La Asociación de Usuarios de la Comunicación considera fundamental para el correcto desarrollo del sistema democrático la existencia de una televisión pública plural, neutral, independiente del Gobierno y que apueste en sus contenidos por la calidad y el interés social. Ese papel es aún más importante en un entorno de fusiones entre operadores, y por ello debe evitarse que la radiotelevisión pública acabe convirtiéndose en una oferta residual en nuestro panorama audiovisual.

La Asociación siempre ha manifestado sus reticencias ante la retirada total de la publicidad en TVE, así como ante el hecho de que fueran los operadores privados y los operadores de telecomunicaciones los que compensaran esa pérdida de ingresos publicitarios. Para AUC, la aportación económica de las cadenas privadas puede influir negativamente en la independencia de la oferta televisiva, y en cuanto a la aportación de las telecos todo apunta a que, como ha ocurrido en Francia, finalmente quede desautorizada a nivel europeo.

Ahora, con el anuncio de la reducción de la aportación pública a RTVE, AUC considera que es necesario revisar el actual modelo de financiación al menos en tres aspectos:

Incrementar el peso de la producción propia, optimizando los recursos de la Corporación y la política de adquisición de derechos.
Revisar la eliminación total de la publicidad, planteando la posibilidad de contenidos promocionales y de patrocinio que en todo caso no supongan una interferencia excesiva en la oferta programática y a mucha distancia de la saturación publicitaria de las cadenas comerciales.
Abrir un debate social sobre el futuro de la radiotelevisión pública, en el que puedan plantearse medidas que asocien su futuro a la voluntad y al compromiso de mantenerla por parte de la ciudadanía.