Por qué demando a la cúpula de RTVE

IGNACIO GÓMEZ-ACEBO

Me preguntan desde los medios cuál ha sido la razón por la cual he demandado a la cúpula de la Corporación Radiotelevisión Española.
No ha sido una decisión fácil, he tardado un año en tomarla. Quiero para mi país, España, unos medios públicos independientes, alejados de la manipulación por los partidos políticos en el gobierno, quiero una RTVE al servicio de los ciudadanos, de todos los ciudadanos. Por ello he demandado a la cúpula de RTVE. Mi caso no es excepcional, cientos de excelentes profesionales de RTVE han sido apartados de sus responsabilidades tras la llegada del PP al gobierno, en 2013. Este proceso de sustitución de profesionales independientes por afines, se ha agudizado tras el nombramiento de José Antonio Sánchez como presidente de RTVE, con los únicos votos del PP en el Congreso.

Soy un profesional independiente, sin afiliación a ningún partido, sindicato u organización política. Empecé a trabajar en RTVE en 1981, con 18 años, de forma ininterrumpida hasta 2012 cuando, tras la llegada a la presidencia de RTVE de Leopoldo González-Echenique, con los votos del PP y Convergencia y Unió en el Congreso, participé como Director de Comunicación de la Candidatura de Madrid a los Juegos Olímpicos y Paralímpicos 2020. Más tarde y tras mi reincorporación a RTVE, González-Echenique enmendó su decisión y me rescató del banquillo de los suplentes para nombrarme director de estrategia y programación de TVE, número 2 de la compañía.

Detrás de estas presiones, miembras y miembros del PP del Consejo de Administración no han sido ajenos, alguna de ellas con mandatos caducados desde enero de 2013, es decir, en tiempo de descuento desde hace casi cuatro años.

Esta situación del todo anómala desde el plano de la democracia, se agudizó tras las últimas elecciones cuando la composición de un nuevo Congreso no tiene reflejo en el Consejo de Administración de RTVE. El PP mantiene su mayoría en el mismo y ostenta su presidencia cuando ni tan siquiera tiene apoyos suficientes para formar gobierno.

En este punto quiero recordar que desde la creación de la Corporación Radiotelevisión Española han habido dos partidos en el gobierno; el PSOE pactó con el PP el nombramiento de los presidentes Luis Fernández y Alberto Oliart. Al llegar Mariano Rajoy a la Moncloa y mediante un Real Decreto Ley, recurrido ante el Tribunal Constitucional, modificó la forma de elección del presidente de RTVE y como consecuencia los dos siguientes presidentes, Leopoldo González-Echenique y José Antonio Sánchez necesitaron solamente los votos del PP para ser nombrados. Conclusión, el PSOE dio la oportunidad al PP de consensuar el nombre del presidente, algo que no ha ocurrido al contrario por parte del PP. Durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero el PP tuvo la invitación para consensuar un nombre, Rajoy no hizo lo mismo con el PSOE.

Los directivos de los primeros dos presidentes no lo éramos de aquel gobierno, lo éramos de todos y para todos los españoles pues éramos producto del consenso entre los dos grandes partidos de aquel momento.

 

Leer carta completa

Sindicatos y consejos de informativos de RTVE denuncian manipulación y censura

En una rueda de prensa convocada por primera vez de forma conjunta entre el Comité Intercentros de Radio Televisión Española (RTVE), máximo órgano profesional de representación de los trabajadores, con el apoyo de los principales sindicatos de la corporación, CGT, UGT y CC OO han denunciado la manipulación y la censura dentro del ente. El Comité Intercentros en coordinación con los consejos informativos de TVE, RNE y RTVE, toma la iniciativa de la convocatoria para mostrar su rechazo y denuncia.

Muestran especial preocupación ante la falta de platós que, tras diversas acciones por parte de la dirección, han mermado su actividad y han dificultado la producción interna propia. Además, denuncian la "dramática situación de RTVE" producida por los recortes sistemáticos de más de un 50% de la producción, y la nula independencia de la corporación, para la que proponen que sólo se puede conseguir mediante la elección del presidente y su consejo de administración por dos tercios del parlamento, con el fin de evitar depender del Gobierno.24mayo2016rdpconjunta5

Hasta ahora habían sido los Consejos de Informativos de TVE, RNE y RTVE quienes habían denunciado la censura, manipulación y malas prácticas de los responsables editoriales. La última sucedió la semana pasada cuando se decidió retirar de la parrilla de programación dos capítulos previstos del programa “El escarabajo verde”, en los que se daba voz a organizaciones no gubernamentales en defensa del medio ambiente.

Durante la rueda de prensa Alejandro Caballero, presidente del Consejo de Informativos de TVE, ha criticado que se utilice la televisión como un instrumento de propaganda. “Los ciudadanos ante esta manipulación acuden a otros medios y este acaba cerrando o convirtiéndose en algo testimonial”, se ha lamentado. Para el presidente de este órgano de los trabajadores, han pasado cinco meses de las elecciones de diciembre del 2015 y “seguimos con una dirección en RTVE que no representa a lo que votó la ciudadanía”.
Según Caballero “la legitimidad del Gobierno está en duda, por sus prácticas a lo largo de los últimos años”, por ello explica, que pedirán a la junta Electoral Central mediante una misiva la neutralidad de los informativos de la corporación”. Además, cree que es fundamental "cortar el cordón umbilical que une al gobierno con la presidencia de la corporación". Es imprescindible, comenta, un sistema de elección que "garantice un consenso entre los partidos políticos, para evitar que el gobierno ponga en la dirección a un presidente a su medida sin tener en cuenta sus logros y trayectoria”.

La situación de manipulación y censura también ha sido puesta de manifiesto por instituciones como el Instituto Internacional de Prensa o los consejos Audiovisuales de Andalucía y Cataluña, que han denunciado la precariedad de los informativos de RTVE, dirigidos siempre a favor de un determinado partido y con la voluntad de silenciar las protestas sociales y ciudadanos.

Ver noticia

RadioTelevisión Canaria apela al Parlamento para mejorar el presupuesto

El presidente del Consejo Rector de Radiotelevisión Canaria (RTVC), Santiago Negrín, lanzó hoy un mensaje de auxilio al Parlamento para que apruebe un presupuesto adicional de seis millones de euros que permita garantizar la supervivencia de la televisión pública hasta fin de año frente a un deterioro "progresivo y sangrante".

Negrín, que compareció a petición propia ante la comisión de control de RTVC del Parlamento de Canarias, señaló que los 3,5 millones de euros de recorte presupuestario en 2016 y la disminución de ingresos publicitarios en un millón adicional han obligado a cancelar programas, y hasta 400 personas que trabajan en pequeñas productoras han perdido sus ingresos.

Ninguno de los representantes de los grupos políticos apoyó abiertamente ese incremento presupuestario, si bien se mostraron comprensivos con las demandas y comprometidos con la supervivencia de la televisión autonómica.

Anunciaron que estudiarán la propuesta del presidente del Consejo Rector, aunque algunos de ellos demandaron más concreción en los planes, más transparencia en las cuentas y más pluralidad en los programas informativos.

Santiago Negrín explicó que el presupuesto de Televisión Canaria ha pasado de 61 millones de euros en 2008 a 27,9 millones en 2016, y en ese periodo la audiencia media ha caído del 10,2 por ciento al 5,3.

"Con la reducción presupuestaria se ha reducido la presencia en la parrilla de producciones propias y ha habido una caída generalizada de los ingresos publicitarios", dijo.

La pluralidad informativa fue también una exigencia de Podemos, cuyo diputado Francisco Déniz preguntó por qué está todo el día en la televisión el alcalde de Santa Cruz de Tenerife y apenas aparecen representantes de Podemos pese a sus superiores resultados electorales el 20 de diciembre.

Juan José Márquez, también de Podemos, dijo que su partido es crítico con la gestión de RTVC y con la precarización de sus trabajadores, cuyas condiciones en algunos casos "no son aceptables", pero a la vez defendió su permanencia como elemento de cohesión, difusión cultural y promotor del tejido empresarial audiovisual, por lo que pidió un estudio económico concreto de las propuestas.

Ver noticia

El Gobierno divulga planes para que la BBC pase a ser regulada por un ente externo

El Gobierno británico divulgó hoy sus planes para la gestión futura de la BBC, que contemplan que la cadena pública pase a estar regulada por una organización independiente por primera vez en su historia.

En una intervención ante el Parlamento, el secretario de Estado de Cultura, John Whittingdale, detalló los planes del Ejecutivo para el próximo estatuto de la BBC, que entrará en vigor en 2017, y consideró que el regulador de los medios de comunicación Ofcom será el "organismo adecuado" para controlar la cadena.

Al presentar los cambios en la Cámara de los Comunes, Whittingdale subrayó que esas reformas "confieren a la BBC muchísima más independencia del Gobierno en asuntos editoriales, en su gobernanza, a la hora de fijar presupuestos, durante un estatuto más largo".

El libro blanco que contiene los planes de la futura gestión contempla además que la actual presidenta de la cadena, Rona Fairhead, continuará en su puesto hasta finales de 2018, al tiempo que se creará una nueva junta administrativa que reemplazará a la BBC Trust y en la que la mayoría de sus miembros serán independientes del Gobierno.

Según esto, el Ejecutivo contempla que se hagan públicos los salarios anuales de los gestores de la BBC que superen las 150.000 libras (190.500 euros), así como los de algunas de las estrellas de la cadena que perciben sumas por encima de las 450.000 libras (571.500 euros).

Whittingdale afirmó que la BBC debe centrarse en ofrecer "un contenido distintivo" en lugar de perseguir índices de audiencia, al tiempo que subrayó que con estas medidas el Gobierno "no está diciendo que la BBC no debería ser popular".

Las decisiones editoriales continuarán siendo responsabilidad del director general de la cadena, cuya independencia editorial estará garantizada por el estatuto.

En cuanto a la manera de financiación de la BBC, mediante un canon anual de 145,50 libras que pagan los británicos con televisión, el político indicó que esa licencia continuará siendo válida durante al menos los próximos 11 años.

Ver noticia