La CNMC publica el informe sobre el cumplimiento de las obligaciones de RTVE en 2015 y 2016

La CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) ha publicado su segundo informe sobre el grado de cumplimiento de las obligaciones de servicio público de la Corporación de Radio y Televisión Española (CRTVE) correspondiente a los ejercicios 2015 y 2016. En este análisis bianual la CNMC ha centrado su labor de verificación en el cumplimiento de las obligaciones que tienen que ver con los contenidos que RTVE emite a través de sus plataformas de distribución: televisión, radio y servicios online. Para ello, ha revisado los datos de programación, emisión y adquisición de contenidos audiovisuales ofrecidos por el operador público. Sistema de financiación El informe destaca que en el año 2016 la CRTVE alcanzó, por primera vez desde la instauración de su modelo de financiación actual, un resultado positivo en sus cuentas fruto, principalmente, del aumento en la partida que tiene asignada a través de los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Sin embargo, la CNMC concluye, tal como advirtió en el informe 2014, que el sistema vigente continua sin garantizar la estabilidad financiera necesaria para una adecuada prestación del servicio público. Pluralismo informativo Por otro lado, la CNMC ha realizado un análisis cuantitativo similar a la que llevan a cabo otros reguladores nacionales europeos para evaluar la obligación de pluralismo informativo. Entre otros resultados, durante el período 2015 los informativos de TVE otorgaron a las formaciones políticas más de 55 horas de tiempo de palabra, de las cuales casi el 37% correspondieron al Gobierno, el 20% al partido en el Gobierno y el 43% restante se asignó a la oposición. En el ejercicio 2016 la representación del partido en el Gobierno y del propio Gobierno se redujo de un 57% que obtuvo en el año 2015 al 40% en el año 2016.

Ver noticia

La renovación de RTVE: un pacto a fuego muy lento, con un PP ausente y obligado a sumarse a él

Han sido más de seis meses, tres de ellos intensos, de tiras y aflojas, bloqueos y hasta de amenazas de plante por parte de alguno de los partidos implicados en la negociación. Pero al final ha habido alumbramiento. PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos han sido por fin capaces de acercar posturas y pactar un documento que abre la puerta a que la renovación de la cúpula de RTVE sea por concurso público y en un plazo breve. Ahora los tres partidos esperan que el PP, que se ha mantenido al margen de todas las reuniones, no haga fracasar el consenso que tanto les ha costado alcanzar para que un comité de expertos evalúe a los aspirantes al Consejo de Administración y José Antonio Sánchez pase a la historia "como el peor presidente que ha tenido RTVE", según el juicio de todos los grupos parlamentarios de la oposición.

La importancia del acuerdo es doble. Al margen de que suponga el desbloqueo de una situación que parecía ya abocada definitivamente al fracaso, se trata del primer gran pacto que sella en el Congreso una mayoría alternativa al PP. Y eso lo ponen todos en valor. La satisfacción por el acuerdo no se disimula tampoco en los Consejos de Informativos de RTVE. Sus representantes han estado todo este tiempo volcados, encima de los negociadores para que pudiera haber una ley que garantizara la "pluralidad, la independencia y la imparcialidad" de los informativos de la cadena pública, que han sido el principal foco de las numerosas denuncias de censura y manipulación. "Llevamos desde 2015 convenciendo de la necesidad de un ley decente y estable. Un cambio urgente pero decente, que levante a una redacción que ha acabado desfondada y sin ilusión", afirman fuentes de estos Consejos a VERTELE. "Hemos estado muy pendientes hasta donde llegaban nuestra posibilidades y competencias, demandando pluralidad y cuanto más consenso mejor", reconocen los representantes de estos trabajadores que han participado en las reuniones con los grupos.

 

Leer noticia

Pacto para renovar RTVE: la oposición se pone de acuerdo "al fin" para renovar al presidente

Después de varios meses de tiras y aflojas, en los que ha imperado el tacticismo político y en los que han han fracasado varias rondas de negociación, los partidos de la oposición han logrado un acuerdo para poner en marcha el proceso de renovación de la cúpula de Radiotelevisión Española. Esto implicará la convocatoria de un concurso público cuyo reglamento negociarán próximamente. Su previsión más optimista apunta a que el Consejo de Administración de RTVE podría ser renovado antes del inicio del verano. El pacto permitirá a PSOE, Ciudadanos y Podemos arrebatar al PP el control de la televisión pública, el cual ha ejercido desde 2012 con una mayoría absoluta en su Consejo de Administración y con Leopoldo González Echenique, primero, y José Antonio Sánchez, segundo, como presidentes.

A falta de conocer todos los detalles del acuerdo, este periódico ha podido saber que la idea de sus promotores es convocar una mesa de negociación con los demás partidos en la que se aprueben el reglamento del concurso y los plazos del mismo. Es decir, finalmente no se optará por el método mixto que propuso el PSOE, que implicaba la elección del nuevo presidente por consenso parlamentario y, con posterioridad, la apertura de un período de transición de entre 3 y 6 años en los que se sentarían las bases del citado concurso.

La transición se sucederá en un momento complejo de la legislatura, con un Gobierno sobrepasado por Ciudadanos en las encuestas y con serias dificultades para alcanzar mayorías parlamentarias; y con unas fuerzas progresistas que han optado por movilizar a su electorado y lanzarlo a la calle para intentar escalar posiciones. La influencia de los telediarios de RTVE en la sociedad española es la menor de su historia, entre otras cosas, por la mayor oferta que existe dentro y fuera de la TDT, por la pujanza de cadenas privadas La influencia de los telediarios de RTVE en la sociedad española es la menor de su historia, entre otras cosas, por la mayor oferta que existe dentro y fuera de la TDT, por la pujanza de cadenas privadas como La Sexta y por el descrédito que tienen entre el electorado de izquierdas. No obstante, sus informativos pelean por el liderazgo y gozan de una cuota de pantalla que les convierte en un arma potente para neutralizar a los rivales políticos.

 

Leer noticia

RTVE cierra sus cuentas de 2017 con un resultado positivo de 25 millones de euros

Por vez primera en su historia, la Corporación acaba con resultado positivo en sus cuentas durante dos ejercicios consecutivos La deuda en 2017 se reduce en más de un 80% respecto a 2016 Aprobada la producción de ‘Operación Triunfo 2018’ y del espacio ‘Bailando con las Estrellas’ Nuevas temporadas de ‘MasterChef Celebrity’ y ‘Masterchef Junior’ La mejora de la situación financiera de RTVE se ha consolidado en 2017, cerrando el ejercicio con un resultado positivo de 25 millones de euros. Ello se debe a unos mayores ingresos, especialmente los de origen comercial, y al cumplimiento de los objetivos de gasto. Los ingresos alcanzaron los 980 millones de euros, lo que supone un incremento de en torno a 3 millones de euros respecto a lo presupuestado, consecuencia de unos mayores ingresos comerciales, a la espera de la cifra definitiva de las aportaciones de las operadoras de telecomunicaciones y de televisión.

La Corporación RTVE tuvo un gasto total de 952 millones de euros, lo que supone un cumplimiento del 98% respecto del presupuesto, y una reducción del 2% sobre el gasto de 2016, ejercicio en el que RTVE hizo frente a la retransmisión de los Juegos Olímpicos de Río. El rigor en la gestión durante estos años ha permitido destinar una cantidad creciente de recursos a la producción y emisión de contenidos, lo que se ha traducido en un incremento significativo de los índices de audiencia. Además, RTVE ha seguido apostando por nuevos formatos, especialmente destinados a públicos Las jóvenes, como el lanzamiento del espacio de contenidos digitales Playz, que ha tenido un gran impacto y unas audiencias muy significativas en el segmento 18-24 años. Los gastos operativos se han mantenido bajo control, especialmente los gastos generales, que se han reducido casi un 5% respecto del año anterior, continuando con la tendencia iniciada en 2013.

RTVE ha realizado un importante esfuerzo en este ámbito y ha logrado reducir en los últimos años los gastos de estructura, que alcanzaban los 280 millones en 2009 y descienden en este ejercicio hasta los 174 millones. Los gastos de personal se han comportado en línea con las previsiones, con incrementos debidos a los deslizamientos salariales por antigüedad, así como por el incremento del 1% previsto en los Presupuestos Generales del Estado. Asimismo, la situación financiera de la empresa permitió durante el ejercicio pasado una reducción significativa del endeudamiento y una reducción considerable en los gastos financieros de la Corporación. Por último, durante 2017 se han ejecutado inversiones por importe de 39 millones de euros que van a permitir incrementar y modernizar la capacidad productiva, y continuar con la renovación y transformación digital de RTVE.