Ciudadanos plantea elegir al presidente de RTVE por consenso

El grupo parlamentario de Ciudadanos ha presentado este martes en el Congreso de los Diputados una proposición de ley para que el presidente de RTVE sea elegido por una mayoría de dos tercios de la Cámara. El texto implica la reforma del artículo 11 de la ley que reformó la radio y la televisión pública en 2006. Esta norma fue cambiada por el PP seis años después y permitió que el actual presidente de la corporación estatal, José Antonio Sánchez, fuera designado solo por mayoría absoluta. Así, el PP sacó adelante el nombramiento solo con sus votos.

El líder de Ciudadanos se ha visto con representantes de los Consejos de Informativos y les ha anunciado su disposición a regresar a lo que fue el principal fruto de la Ley de televisión pública del gobierno Zapatero, la elección del Consejo de Administración, incluido el presidente, por dos tercios de la Cámara. O lo que es lo mismo, una dirección de consenso que evitara el regreso a los tiempos de la manipulación en la radiotelevisión pública.

REUNIONCONALBERTRIVERAFEBRERO2017 2

El compromiso que ha adquirido Albert Rivera con los representantes de los Consejos de Informativos de RTVE es intentar promover una ley a la que ahora quiere sumar al PSOE y a Podemos, que ya mostraron su interés en este sentido. Incluso, en la fallida legislatura anterior el PSOE llegó a presentar un Proyecto de Ley en este sentido que no llegó al pleno por la disolución de las Cámaras.

Medios públicos imparciales

EDITORIAL "EL PAÍS"

La radio y la televisión públicas han de ser un fiel reflejo de la sociedad y no un instrumento de propaganda

 

La voluntad expresada por los principales partidos para alcanzar un pacto sobre educación es una buena oportunidad para extender los acuerdos políticos a otros ámbitos, entre los cuales no debería faltar RTVE. Como han trasladado esta semana los trabajadores de la corporación estatal a los grupos parlamentarios, es preciso que las Cortes Generales intervengan para devolver a la radio y la televisión públicas la independencia, el pluralismo y la credibilidad informativa.

Desde que el PP de Mariano Rajoy decidió romper el consenso político la imagen de RTVE se ha ido erosionando a pasos agigantados. Hay ejemplos recientes que muestran la deriva emprendida por los actuales directivos para tratar de agradar, sin el menor disimulo, al partido en el Gobierno. Contraponer en el telediario el desapacible tiempo del pasado fin de semana en Madrid con “la imagen de alegría” que se vivía en el congreso de los populares es una manera zafia de abordar un hecho noticioso; y entrevistar al presidente del Gobierno con una puesta en escena más propia de un jefe de Estado tampoco favorece la presunción de neutralidad que debe tener un ente público.

 

Editorial íntegro

Trabajadores de RTVE exigen al Congreso que vele por el pluralismo

Los trabajadores de RTVE han presentado este jueves en el Congreso de los Diputados un escrito firmado por 2.225 profesionales de la radio y la televisión públicas en el que reclaman a los parlamentarios que adopten medidas urgentes para garantizar que el grupo estatal de comunicación "no sea utilizado como instrumento de propaganda partidista o gubernamental".

Según los consejos de informativos de las tres entidades de RTVE (TVE, RNE e Interactivos), esta es la mayor firma colectiva de profesionales del grupo estatal de su historia y su objetivo es reclamar a los grupos parlamentarios que tomen en consideración sus reclamaciones y avancen en una reforma consensuada de la radio y televisión públicas. Hace pocos meses, en una iniciativa similar, presentaron 1.500 firmas. La plantilla de RTVE está compuesta por 6.400 personas.

conpresidentecomisionrtvefebrero2017

El escrito reclama las Cortes Generales, como órgano de control de RTVE, un sistema "que garantice la independencia de sus profesionales, defendiéndoles "de decisiones discrecionales que hoy siguen relegando a muchos de ellos por criterios ideológicos, a pesar de su experiencia y saber hacer". El documento señala que, tal y como establece la ley, el servicio público de radio y televisión es un servicio esencial para la comunidad y la cohesión de las sociedades democráticas. Y especifica que "recuperar una radiotelevisión pública plural, imparcial, defensora de los valores constitucionales —incluido el derecho fundamental a la información—, es hoy más que nunca una cuestión de higiene democrática".

El documento recuerda a los partidos mayoritarios su compromiso —adquirido antes de la celebración de elecciones— en defensa de una televisión pública independiente y al servicio de los ciudadanos.

 

Nota de prensa

RTVE concluye 2016 con una reducción del 46,5% de su deuda financiera

RTVE cierra 2016 cumpliendo, por segundo año consecutivo, con el límite de gasto establecido en los Presupuestos Generales del Estado, fijado en 973,93 millones.

El presidente de RTVE, José Antonio Sánchez, ha trasladado al Consejo de Administración su satisfacción por estos datos. “Proseguimos por una senda de estabilización y consolidación de nuestras cuentas”, ha señalado Sánchez, afirmando que la actual situación financiera de RTVE “permite afrontar el futuro con mayor optimismo”.

Tanto el cumplimiento del “techo de gasto” como la reducción de la deuda están relacionados con el buen comportamiento de todas las partidas, suficiente para compensar el ligero aumento experimentado por los gastos de programas, tanto de televisión como de radio, cuyo importe alcanzó los 341,5 millones de euros, incluidos los correspondientes a la cobertura de los Juegos Olímpicos de Río (55 millones de euros).

En relación con los gastos indirectos, 2016 finaliza con una reducción de 4,6 millones sobre lo presupuestado, descendiendo hasta los 184,2 millones de euros, gracias al cumplimiento del Plan de Eficiencia y Sostenibilidad aprobado por la Corporación a finales de 2014.

Los gastos de personal, por su parte, se reducen en 2 millones de euros sobre lo previsto, circunstancia que se observa por primera vez en varios años. También se comportan en esta línea el resto de partidas de gasto, destacando entre ellas las amortizaciones, que descienden un 8%.

Por último, RTVE concluye 2016 con una reducción del 46,5% de su deuda financiera, descendiendo así de los 86,2 millones de 2015 a los 46,1 millones de 2016. Se trata del mejor cierre anual de tesorería de los últimos cuatro años, a excepción de 2014, ejercicio en el que los flujos de caja se vieron sustancialmente incrementados, tanto por la aportación de SEPI destinada a la recapitalización de la compañía, como por la venta de inmuebles. Este dato resulta especialmente relevante, por cuanto la previsión de ingresos procedentes de las aportaciones de los operadores de telecomunicaciones y de televisión resulta nuevamente inferior a lo presupuestado. Todo ello, en un ejercicio en que, además, hubieron de afrontarse mayores esfuerzos en la oferta de programas, incluida la cobertura de los Juegos Olímpicos.

 

Nota de prensa