El CdI pide la dimisión del Director de Contenidos de TVE

El Consejo de Informativos de TVE ha acordado en su reunión de hoy exigir la dimisión del Director de Contenidos de los SS.II, José Gilgado, al considerar que su actuación durante la elaboración del TD-2 del pasado 14 de agosto, ha vulnerado los principios editoriales de la Corporación RTVE y ha perjudicado gravemente la independencia y credibilidad de TVE y el derecho de los espectadores a recibir información imparcial, objetiva y veraz.
Ese informativo se emitió sin la firma del editor y sin la de los profesionales que habían elaborado la información relacionada con la declaración como testigo de la secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, en el llamado "caso Bárcenas".
En el texto elaborado por el área de Nacional de los Telediarios se daba cuenta, entre otros extremos, de que, según fuentes de la acusación, la declarante aseguró que ella no había negociado la salida de Luis Bárcenas y que "entiende que la negociaron Rajoy y Arenas durante una reunión con el extesorero en marzo de 2010". El Director de Contenidos obligó a añadir que "según otras fuentes, Cospedal no ha mencionado ni a Rajoy ni a Arenas".
José Gilgado desoyó las objeciones de los autores de la información a hacer ese añadido sin identificar qué fuentes hacían el desmentido, un dato que consideraban esencial para proporcionar a los espectadores una información objetiva y veraz. Ante la insistencia en la orden, retiraron su firma de la información, lo que también hizo el responsable de la edición del TD-2 en esa fecha.
El contenido del párrafo añadido se ha revelado rotundamente falso, puesto que en la transcripción de la declaración judicial puede comprobarse que la número dos del PP alude a esa reunión y sus participantes. Y lo hace no solo una, sino dos veces, a preguntas del juez y de un abogado de la acusación.
Con la negativa a identificar las fuentes, TVE se prestó a una maniobra de intoxicación y manipulación, incompatible con las prácticas que la ley exige a TVE y que solo podría beneficiar a una alta responsable del partido político que sustenta al Gobierno o a su entorno.
A preguntas del CdI, el director de los SS.II. respaldó la actuación del director de Contenidos y consideró lo sucedido una diferencia de criterio a la hora de identificar una fuente que había solicitado no ser citada. Justificó, además, la decisión de la Dirección en el supuesto valor de la información que esa fuente anónima proporcionaba a los espectadores.
El CdI recuerda a la dirección que el Estatuto de Información de RTVE protege el derecho de los profesionales a trabajar con libertad, sin injerencias internas o externas. Y que, en ese mismo sentido, el Manual de Estilo obliga a los profesionales a rechazar cualquier intento de orientar la información y ordena que en el caso de que haya fuentes que piden no ser identificadas, se confirme la noticia o hechos por otras fuentes que no exijan el anonimato.
Por todo ello, el Consejo de Informativos de TVE reclama la dimisión del director de Contenidos, José Gilgado, y exige al Director de los SS.II. que, si éste no la presenta, proceda a su inmediata destitución.