EL CdI DE TVE DENUNCIA ‘CENSURA SELECTIVA’ Y PIDE EL RELEVO DE LA DIRECCIÓN DE INFORMATIVOS

El Consejo de Informativos de TVE vuelve a mostrar su rechazo más enérgico ante lo que considera un nuevo caso de censura que vulnera los principios deontológicos más elementales de la profesión periodística y ahonda en la pérdida de credibilidad de nuestros informativos, tal y como recientemente ha quedado de manifiesto en el último barómetro del CIS.
Nos referimos al ‘silencio’ decretado por la dirección sobre el escándalo desatado tras las declaraciones del alcalde de Alcorcón (PP) contra las feministas, a las que en un acto calificó entre otras cosas de fracasadas, rabiosas y totalitarias. A pesar del revuelo político y mediático suscitado y de las numerosas muestras de condena de toda la clase política, los telediarios no
han dedicado ‘ni un solo segundo’ a este asunto que en el resto de televisiones ha sido tratado con profundidad. Lamentablemente los espectadores de TVE han vuelto a ser los únicos que no han escuchado las manifestaciones del
alcalde (realizadas en 2015 pero que han trascendido ahora) y que han generado tanta polémica.
El escándalo se agrava por el hecho de que ni siquiera ayer, cuando el pleno municipal de Alcorcón reprueba a su alcalde por tales declaraciones, se hiciese eco el telediario de la controversia que incluso ha obligado a intervenir a la propia presidenta del PP de Madrid, Cristina Cifuentes, que ha considerado ‘desafortunadas’ las palabras del alcalde.
Este tratamiento contrasta con la práctica habitual de los telediarios y programas de análisis de poner el foco en aquellas polémicas que afectan a partidos de la oposición. El Consejo de Informativos viene denunciando y detallando ese doble rasero que por ejemplo lleva a abrir los telediarios y dedicar una amplia cobertura a hechos, declaraciones o en ocasiones incluso tuits de políticos de la oposición (en algún caso con varios años de antigüedad, como sucedió por ejemplo con el concejal de Madrid Guillermo Zapata) e imponer una férrea censura cuando la polémica sacude al Partido Popular o a los integrantes del gobierno al que sustenta. Como paradigma de esta situación recordamos que recientemente se dio orden de censurar los audios y escuchas que afectaban al anterior ministro del interior en un caso de espionaje político mientras que se ofrecieron otros audios de origen similar en los que los afectados eran cargos del PSOE y nacionalistas catalanes.
Este nuevo caso que podríamos calificar de ‘censura selectiva’ hace que nos reafirmemos en nuestra denuncia de manipulación progubernamental y que exijamos el nombramiento de una dirección de informativos que se guíe por criterios profesionales y no partidistas con el fin de recuperar los niveles de credibilidad de los que antaño pudo presumir TVE y que en la actualidad lamentablemente ha perdido.