EN DEFENSA DE UNA TELEVISIÓN PÚBLICA INDEPENDIENTE, PLURAL Y AL SERVICIO DE LOS CIUDADANOS

La contratación de 11 periodistas externos con el pretexto de “reforzar” la redacción de los Telediarios con motivo de los procesos electorales previstos para este año resulta absolutamente injustificada. La actual redacción central de los Servicios Informativos tiene profesionales cualificados más que suficientes para hacer frente a un aumento de carga de trabajo como el que supondrán esas elecciones. Los servicios informativos centrales de TVE tienen capacidad sobrada y demostrada para responder, como lo han hecho, ante cargas de trabajo ordinarias, y también extraordinarias, algunas de ellas tan recientes como la cobertura del fallecimiento del ex presidente del gobierno Adolfo Suárez, la abdicación del rey Don Juan Carlos I o la entronización del rey Felipe VI, todo ello en un año, 2014, en el que coincidieron también, entre otros importantes acontecimientos informativos, unas elecciones europeas y el complejo proceso de la consulta en Cataluña.

Trabajadores de reconocida trayectoria profesional han sido desplazados o arrinconados, al tiempo que se ha ido produciendo el desembarco –primero gradual y ahora acelerado- de personal externo procedente en su inmensa mayoría de medios que están muy lejos de constituir una referencia informativa en España, como Telemadrid o Intereconomía.

Para ello, la Dirección no ha dudado en pasar por encima del banco de datos en el que figuran informadores que han sido becarios o que tras pagar el costoso master de la CRTVE sí han recibido la formación y realizado las prácticas oportunas para realizar ese trabajo que ahora se les hurta.

En TVE hemos asistido a destituciones, sanciones, despidos y hasta la desconcertante decisión de relevar como Presidenta del Comité de Informativos de Eurovisión (UER) a una profesional de TVE que había sido elegida por las televisiones europeas por su valía y trayectoria en este organismo. Eso ha provocado una queja unánime para que se reconsiderara esta medida, a la que la Dirección ha hecho oídos sordos, sin tener en cuenta el descrédito que supone para TVE.

Las últimas contrataciones, que se añaden a las que se han venido realizando durante estos tres años, y especialmente desde el pasado mes de julio, solo pueden entenderse como parte de la decisión de la Dirección, tanto de la CRTVE como de los SS.II., de poner los informativos de TVE al completo servicio del gobierno y de los intereses electorales del partido que lo sustenta. Un actuación que sigue la estela de las practicadas anteriormente, con resultados nefastos para la imparcialidad y la libertad de información, en Telemadrid y Canal Nou.

El Consejo de Informativos, ante la gravedad de los hechos y el evidente deterioro de la independencia, la calidad y la imagen de nuestros informativos, quiere denunciar la ocupación de TVE por una redacción paralela para sustituir, en un año con importantes procesos electorales, a profesionales de TVE que han demostrado su solvencia profesional y que han hecho informativos reconocidos internacionalmente como los mejores del mundo.

11 febrero 2015

redaccioncontrataciones