El CdI pide la dimisión del Director de Contenidos de TVE

El Consejo de Informativos de TVE ha acordado en su reunión de hoy exigir la dimisión del Director de Contenidos de los SS.II, José Gilgado, al considerar que su actuación durante la elaboración del TD-2 del pasado 14 de agosto, ha vulnerado los principios editoriales de la Corporación RTVE y ha perjudicado gravemente la independencia y credibilidad de TVE y el derecho de los espectadores a recibir información imparcial, objetiva y veraz.
Ese informativo se emitió sin la firma del editor y sin la de los profesionales que habían elaborado la información relacionada con la declaración como testigo de la secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, en el llamado "caso Bárcenas".
En el texto elaborado por el área de Nacional de los Telediarios se daba cuenta, entre otros extremos, de que, según fuentes de la acusación, la declarante aseguró que ella no había negociado la salida de Luis Bárcenas y que "entiende que la negociaron Rajoy y Arenas durante una reunión con el extesorero en marzo de 2010". El Director de Contenidos obligó a añadir que "según otras fuentes, Cospedal no ha mencionado ni a Rajoy ni a Arenas".
José Gilgado desoyó las objeciones de los autores de la información a hacer ese añadido sin identificar qué fuentes hacían el desmentido, un dato que consideraban esencial para proporcionar a los espectadores una información objetiva y veraz. Ante la insistencia en la orden, retiraron su firma de la información, lo que también hizo el responsable de la edición del TD-2 en esa fecha.
El contenido del párrafo añadido se ha revelado rotundamente falso, puesto que en la transcripción de la declaración judicial puede comprobarse que la número dos del PP alude a esa reunión y sus participantes. Y lo hace no solo una, sino dos veces, a preguntas del juez y de un abogado de la acusación.
Con la negativa a identificar las fuentes, TVE se prestó a una maniobra de intoxicación y manipulación, incompatible con las prácticas que la ley exige a TVE y que solo podría beneficiar a una alta responsable del partido político que sustenta al Gobierno o a su entorno.
A preguntas del CdI, el director de los SS.II. respaldó la actuación del director de Contenidos y consideró lo sucedido una diferencia de criterio a la hora de identificar una fuente que había solicitado no ser citada. Justificó, además, la decisión de la Dirección en el supuesto valor de la información que esa fuente anónima proporcionaba a los espectadores.
El CdI recuerda a la dirección que el Estatuto de Información de RTVE protege el derecho de los profesionales a trabajar con libertad, sin injerencias internas o externas. Y que, en ese mismo sentido, el Manual de Estilo obliga a los profesionales a rechazar cualquier intento de orientar la información y ordena que en el caso de que haya fuentes que piden no ser identificadas, se confirme la noticia o hechos por otras fuentes que no exijan el anonimato.
Por todo ello, el Consejo de Informativos de TVE reclama la dimisión del director de Contenidos, José Gilgado, y exige al Director de los SS.II. que, si éste no la presenta, proceda a su inmediata destitución.

Ante las críticas por la cobertura de TVE del accidente en Santiago

Ante las críticas poco fundamentadas sobre la cobertura que hizo TVE en la noche del 24 de julio tras producirse un grave accidente de tren cerca de Santiago de Compostela, el Consejo hace pública su postura al respecto.

 

accidente_tren_julio_2013.pdf

INFORME SEMANAL: ACOSO A POLÍTICOS

El reportaje Acoso a políticos, emitido por Informe semanal el 27 de abril de 2013, condena de principio a final la protesta popularizada como “escrache”. De diecisiete testimonios, catorce están claramente posicionados contra esta modalidad de protesta fomentada por la PAH, y la mitad de los que la critican son miembros del gobierno o del PP. Hay dos entrevistados que discrepan del resto, como el portavoz de Jueces para la democracia que mantiene que los políticos deben aguantar la presión de la calle y el presidente del Supremo que afirma que si el “escrache” no es violento puede aceptarse.
El reportaje prácticamente no da voz a la PAH, puesto que la mayoría de opiniones que se vierten contra la Plataforma, carecen de respuesta. La portavoz de la PAH solo interviene una vez y esa falta de proporcionalidad impide el contexto necesario para que el espectador conozca qué ha llevado a la Plataforma a protestar ante el domicilio de dirigentes del PP.
Una información de calidad consiste en poner unas voces a favor y otras en contra para que el espectador extraiga sus propias conclusiones. El reportaje también silencia a personas que el off reprueba. Es el caso de la Consejera de vivienda de Andalucía a la que se cita como partidaria del acoso y en vez de darle la voz a ella para que aclare su posición, se pone un total de la delegada del gobierno en Madrid censurándola. Lo mismo ocurre cuando el off cita a Ada Colau asegurando que la PAH intensificará su campaña de presión al PP y en vez darle voz para que justifique esa decisión, se la dan a Esteban González Pons para que compare el escrache con la kale borroka. En ambos casos las personas atacadas quedan indefensas. También parece de lógica periodística que cuando se acusa al principal partido de la oposición de haberse opuesto históricamente a la dación en pago que ahora reclama, se le pida que explique su cambio de posición, pero no es así. Y eso a pesar de que en el reportaje se entrevista a la dirigente del PSOE Elena Valenciano.
El Consejo de Informativos de TVE considera que el reportaje de Informe semanal Acoso a políticos vulnera los siguientes preceptos del ESTATUTO DE INFORMACIÓN de la CRTVE:
Principios Deontológicos
Art. 9. 3. [Los profesionales de la información audiovisual] Contextualizarán las causas y consecuencias de los acontecimientos a través de las opiniones de protagonistas, testigos, expertos y autoridades, con representación de todos los puntos de vista posibles.
También incumple los siguientes apartados del MANUAL DE ESTILO de RTVE:
Introducción
La principal razón de ser de RTVE es el derecho de todos los ciudadanos a disponer de una información veraz e independiente. (…) En conclusión, la independencia, calidad y pluralidad de los contenidos y la atención a los intereses de toda la sociedad determinan el valor social de CRTVE.
1.1.1. La información de calidad es la principal razón de ser y la prioridad incuestionable de RTVE (…) Los profesionales tienen el deber de ofrecer una información rigurosa, neutral, imparcial, plural e
independiente de cualquier grupo político.(…) RTVE debe ser referencia informativa en la sociedad española no solo por la calidad de sus productos informativos sino por la calidad de su información en todos los medios, géneros y formatos.
1.1.6: la información sobre el gobierno debe ser compatible con la obligación periodística que los profesionales de RTVE deben dispensar a todo tipo de información: investigación y comprobación de datos y, en este caso, búsqueda de respuestas/valoraciones de los grupos sociales
Derecho de acceso de los grupos sociales y políticos significativos
1.1.7. El ejercicio del derecho de acceso se concreta en dos grandes ejes. 1. El derecho que asiste a todas las organizaciones y colectivos para hacerse oír, en aquellas informaciones y contenidos que les aluden o vinculan directamente.
Géneros Informativos
2.3.2. El reportaje. Los reportajes de TVE deben ser signo de prestigio y constituirse en parte del sello de distinción de TVE, tanto por la calidad de sus contenidos como por su tratamiento estético.
El Consejo observa con preocupación esta tendencia contraria a estos principios en varios de los reportajes ofrecidos por 'Informe Semanal' en las últimas semanas, por lo que hace un llamamiento a los responsables del programa para que extremen el equilibrio en los testimonios ofrecidos en temas controvertidos.
 
30 abril 2013

Nota sobre cierre en falso ataque al Consejo

El Consejo de Informativos de TVE lamenta profundamente que el Consejo de Administración y la Dirección de Informativos hayan desestimado la apertura de una investigación sobre el escrito de la dimisionaria Directora de Gestión y Programación, cuyo contenido, despectivo y de carácter ideológico, vulnera los principios éticos y profesionales más elementales del Estatuto de Información de CRTVE. El Consejo de Administración y la Dirección de Informativos de TVE dan por cerrado el caso con la dimisión de Cecilia Gómez Salcedo y alegan, como insistió el presidente de CRTVE en su última comparecencia ante la Comisión de Control Parlamentario, que es un documento de “carácter estrictamente personal, para nada profesional, corporativo o institucional”. Este Consejo considera, sin embargo, la dimisión, inexcusable e imprescindible, no responde por sí sola a las cuestiones básicas por las que se pidió su cese inmediato. Como ya se le expuso al Director de Informativos, Julio Somoano, la gravedad del caso radica en los siguientes puntos que no cabe eludir: Ocupaba un alto cargo en la Dirección de TVE, con responsabilidad en el área de personal, y formó parte de la Comisión Electoral para la renovación del Consejo de Informativos y el documento lo dirige, al parecer, un miembro del Consejo de Administración. Por lo tanto, no puede considerarse un mero escrito “personal”. El escrito es un informe de tintes políticos y partidistas, lleno de comentarios injuriosos y difamatorios y atribuye un carácter conspirador al proceso de elección de los Consejos. El escrito falta a la verdad desde principio a fin y atenta contra el buen nombre de los profesionales. Cabe, por lo tanto, preguntarse en qué medida estos criterios políticos y nada profesionales han pesado en nombramientos, destituciones e incluso en asuntos laborales y si ha sido práctica habitual, este tipo de informes. El Consejo de Informativos de TVE considera lamentable e insólito el cierre en falso de este caso, ya que deberían ser el Consejo de Administración y la Dirección de Informativos de TVE los primeros interesados en hacerlo para evitar que casos similares puedan producirse y proteger tanto el buen nombre de los profesionales y como la legitimidad de un proceso democrático.

29 abril 2013