EL CdI DE TVE RECLAMA LA DIMISIÓN DE LOS RESPONSABLES DE LOS SERVICIOS INFORMATIVOS DE TVE Y LA CANCELACIÓN DEL PROGRAMA "ASÍ DE CLARO".

El Consejo de Informativos de TVE solicita la inmediata cancelación del programa "Así de claro" que el lunes por la noche estrenó La 1 por incumplir las normas básicas a las que están obligadas los espacios de la televisión pública y por convertirse en un mero instrumento de manipulación gubernamental. Al mismo tiempo, exige también la dimisión o destitución de los directivos que han aprobado la contratación de este espacio a una productora privada saltándose la ley que estipula que los espacios informativos deben ser producidos, editados y realizados por la propia Corporación RTVE (artículo 7.5 de la Ley 17/2006, y artículos 35.1a y 35.2a del Mandato Marco).
El primer programa emitido ayer se caracterizó por una falta de pluralidad e imparcialidad, que contraviene los principios del Estatuto de información y el Manual de estilo de RTVE.
Por un lado, por la sesgada selección de tertulianos y por otro por las reiteradas intervenciones del director-conductor del programa, Ernesto Sáez de Buruaga expresando sus opiniones personales a lo largo del debate llegando al extremo de faltar al respeto a un espectador al calificar como 'solemne bobada' su opinión.

Noche electoral

El Consejo de Informativos de TVE también expresa su desacuerdo profesional con el programa Especial elecciones de la noche del 24 de mayo en TVE1 conducido por el director del Canal 24 horas, Sergio Martín. Se trata de otro ejemplo de mala práctica periodística, de manipulación progubernamental y falta de independencia al esconder a los espectadores de la televisión pública el análisis sobre el cambio en el mapa político español que estaba sucediendo.
Una mesa de análisis, como su propio nombre indica, analiza los datos y no se reduce a un simple recuento. El conductor del programa especial elecciones se limitó sin embargo a repetir de forma continuada que el PP ganaba en votos al PSOE, pero sin traducirlo al reparto del poder municipal y autonómico como era obligado.
Cuando el PP comienza a superar en votos al PSOE se anuncia y se proyecta en el fondo del decorado como el dato principal de la noche, sin más partidos y sin las comparativas
con las últimas elecciones municipales, dato fundamental en la contextualización de cualquier convocatoria electoral. Ni una referencia tampoco a los dos millones y medio de votos perdidos por el partido del gobierno
El conductor del programa se abstuvo toda la noche de sacar a debate el hecho de que las ciudades de Madrid y Valencia podrían dejar de ser gobernadas por el PP, y se limitaba a
comentar que este partido iba ganando en votos populares. Lo mismo sucedió con otras significativas capitales de provincia y comunidades autónomas, entre ellas Castilla–La
Mancha.
Especialmente grave fue la rotunda negativa por parte de los responsables del programa a desplazar un pequeño equipo técnico a la sede del partido Compromís. La redacción del Centro Territorial de TVE en la Comunidad Valenciana lo solicitó reiteradamente tras comprobar que no se había previsto a pesar de lo que ya anunciaban las encuestas: Compromís sería decisivo para la gobernabilidad de la ciudad de la comunidad autónoma.
Seguramente esto explica en gran medida la ausencia de profesionalidad en la decisión de no realizar desconexiones territoriales esa noche.
En cambio, se decidió dar de forma íntegra la rueda de prensa de la vicepresidenta del Gobierno y del ministro del interior que, tras su parlamento inicial se limitaron a dar datos de participación y asignación de ayuntamientos por capitales y comunidades. A los pocos minutos había señal en directo en Barcelona de la comparecencia de Ada Colau como la candidata más votada y probable próxima alcaldesa de la ciudad. De forma incomprensible, TVE prefirió continuar con una rueda de prensa oficial que seguía con un monótono conteo de datos de participación y votos por ciudades.
El resultado final fue un enorme fracaso. La audiencia penalizó esas prácticas y donde antes éramos una referencia, las noches electorales, ahora transitamos hacia la irrelevancia. Donde antes éramos líderes ahora nos vemos doblados por otra cadena. Por eso el Consejo de Informativos de TVE reclama la dimisión o el cese del Director de los Servicios Informativos, José Antonio Álvarez Gundín, del Director de Informativos Diarios, José Gilgado, y del conductor del programa especial y Director del Canal 24 Horas y TVEonline, Sergio Martín, como directos responsables de todo lo ocurrido

EL CdI RECLAMA UNA INFORMACIÓN ELECTORAL DIGNA, PLURAL E INDEPENDIENTE

El Consejo de Informativos de TVE considera que el Programa Especial Informativo sobre la apertura de la Campaña Electoral para las Elecciones del próximo 24 de mayo emitido anoche por el Canal 24 Horas de TVE fue impropio de una televisión pública. Su emisión puso de manifiesto que la actual Dirección de los Servicios Informativos de TVE no cree en el derecho de todos los ciudadanos, -que son quienes la sufragan-, a recibir una información electoral digna, plural e independiente.
Concebido como un pequeño espacio de corta duración que difícilmente podría dar cabida a la variada expresión política de nuestra sociedad, adoleció además de carencias y dificultades técnicas que afectaron fundamentalmente al principal partido de la oposición y al partido gobernante en Cataluña.
Sólo unas horas después de que el CdI abogara por la supresión de los bloques de información electoral, dicho programa evidenció que esta servidumbre perjudica gravemente el derecho de la sociedad a recibir una información plural e independiente.
Los espectadores de dicho programa no tuvieron ninguna información sobre la apertura de campaña de formaciones emergentes como Podemos o Ciudadanos, ni de otros partidos como el PNV, ERC, BNG o Compromís, por citar sólo algunos de los que tienen importante presencia en parlamentos autonómicos y ayuntamientos. En citas electorales anteriores el espectador era advertido de que el reparto de tiempos se hacía conforme al plan de seguimiento aprobado por la Junta Electoral. En esta ocasión la Dirección de los Servicios Informativos se ha negado a incluir dicha advertencia.

Este sometimiento del periodismo a la política combinado con altas dosis de ineptitud está perjudicando gravemente la imagen de TVE, poniendo en peligro su futuro y, lo que es más peligroso, entorpeciendo el ejercicio del derecho a una información independiente, plural y veraz por parte de la sociedad.


8 de mayo de 2015

POR LA SUPRESION DE LOS BLOQUES ELECTORALES

Ante el inicio de la campaña electoral para las elecciones locales y autonómicas del próximo 24 de mayo, el Consejo de Informativos de TVE reclama la supresión de los llamados bloques de información electoral. En su opinión estos bloques son espacios de propaganda de los partidos políticos que concurren a dichas elecciones y como tales no cumplen los principios de imparcialidad, pluralismo y neutralidad exigibles a un medio de comunicación. Hecho especialmente grave en el caso de TVE, un medio de titularidad pública. Los bloques electorales están ordenados y regidos en función de la representatividad política y no en función del interés informativo .
Los bloques electorales presentes en todos los medios de comunicación públicos españoles constituyen una anomalía en el conjunto de UE y los profesionales no cejaremos en nuestro empeño en erradicarlos. TVE ya pone a disposición de todos los partidos y grupos que concurren a las elecciones espacios gratuitos para su propaganda.
Ayer, miércoles 6 de mayo, se produjo un hecho especialmente grave, inspirado en este sometimiento del periodismo a la política. TVE retiró de su parrilla de emisión el programa "El Debate", el cual había sido ampliamente anunciado. Y lo hizo por la protesta de un partido político que no estuvo presente en el coloquio. Este Consejo de Informativos considera que la pluralidad política y social siempre debe estar presente en la programación de TVE, pero igualmente opina que esta decisión de la dirección de los Servicios Informativos es gravemente lesiva para la imagen y el prestigio de TVE. Por otra parte el CdI de TVE considera imprescindible que, en contra de la cobertura prevista por la Dirección de los Servicios Informativos, el programa especial de la noche electoral que se emitirá el próximo 24 de mayo al cierre de los colegios electorales, debe incluir información en desconexión desde los Centros Territoriales de TVE. No debiera ser necesario recalcar el carácter autonómico y local de dichos comicios.

Ante un acto de censura evidente

El Consejo de informativos de TVE solicita la destitución del director de RTVE en Cataluña, Eladio Jareño, y la de los responsables de informativos del centro de Sant Cugat como autores de un acto de censura que contraviene las normas deontológicas del Estatuto de Información de RTVE.
El 13 de abril Eladio Jareño censuró la declaración en la Comisión sobre fraude y corrupción del Parlament de Cataluña del presidente de Metodo-3, Francisco Marco, en la que acusaba al entorno personal de Alicia Sánchez Camacho de haber contratado la grabación en el restaurante La Camarga de Barcelona durante una comida entre la líder del PP catalán y la exnovia de Jordi Pujol Ferrusola, María Victoria Álvarez. A causa de esta censura ni el Telediario ni el informativo territorial de Cataluña (L'informatiu) emitieron el corte de voz de Marco.
El caso se ve agravado por el hecho de que el testimonio censurado se refería a un asunto que afectaba directamente a la líder del PP en Cataluña, para la que Jareño trabajaba antes de incorporarse a la dirección catalana de RTVE. Jareño fue el coordinador de presidencia y comunicación del Partido Popular en Cataluña y una de las personas de máxima confianza de Alicia Sánchez-Camacho.

El Consejo de Informativos de TVE entiende que con el nombramiento de Eladio Jareño como director de RTVE Cataluña, se produjo un conflicto de intereses que perjudica directamente el deber de los profesionales de ofrecer una información rigurosa, neutral, imparcial, plural e independiente de cualquier grupo político, económico o de presión, como recoge el Manual de estilo de RTVE.

20 abril 2015