FALTA DE INDEPENDENCIA Y DESPRESTIGIO EN TVE

El Consejo de Informativos tiene que necesariamente mostrar una vez más su decepción por la forma en la que la dirección de Informativos ha afrontado la cobertura de la noche electoral y que conduce de forma acelerada a nuestra oferta informativa hacia la irrelevancia, según muestran los datos de seguimiento. Ya habíamos advertido previamente que encargar la codirección del especial de las elecciones autonómicas a Víctor Arribas, extertuliano con una dudosa trayectoria deontológica previa en Telemadrid y otras cadenas, y recientemente contratado, ahondaba en la deriva progubernamental de TVE y atentaba contra la imagen de independencia y neutralidad a la que obliga la ley a la televisión pública, que afecta de forma inexcusable a los que realizan cometidos de edición o presentación.
Una deriva de la que esa misma noche electoral daba muestras otra de las redactoras de la llamada 'redacción paralela', incorporada de Intereconomía, con el fin de ir apartando progresivamente de sus funciones informativas a periodistas de reconocido prestigio y trayectoria en esta casa. Los comentarios de Susana Burgos manifestando sus preferencias por la victoria de un partido político con modos propios de un "forofo" es algo igual de inadmisible. Y especialmente grave por cuanto al día siguiente fue designada para informar sobre el caso de las "tarjetas black" en los telediarios. Un caso de corrupción política que afecta, entre otros, a exaltos cargos del Gobierno y personalidades próximas al Partido Popular. Y mucho más significativo por cuanto para llevar a cabo esta decisión, la Dirección de Informativos ha apartado de la cobertura informativa de este juicio a una profesional de reconocido prestigio y trayectoria en TVE, que había seguido la instrucción del sumario.
Además Susana Burgos es reincidente en esta deplorable actitud. Sólo hay que recordar, por ejemplo, que cuando fue enviada a Grecia para informar de la crisis económica y política en el país heleno, dejó escrito también en twitter que "iba a escuchar las sandeces que decía Tsipras", el primer ministro griego.
El Consejo de Informativos cree que los periodistas tienen un amplio margen para expresar una crítica o un análisis político general, y es algo que otros profesionales de RTVE e incluso miembros de este consejo hacen habitualmente. Sin embargo, mostrar de forma tan manifiesta una preferencia por la victoria o la derrota de determinada formación política entendemos que no es admisible ni en este Consejo ni en los informadores encargados de hacer actualmente información política en TVE.
En este sentido, el Consejo valora positivamente las disculpas emitidas por nuestra compañera Marga Gallego que, aún teniendo en cuenta que no realiza información de carácter político, acaba de reconocer públicamente su error por haber enviado meses atrás un tuit valorando la victoria del Partido Popular en las elecciones del pasado mes de junio, algo que le honra.
Por ello invitamos a una reflexión general a los profesionales de TVE sobre los comentarios que se realizan a través de las redes sociales y exigimos que la dirección de informativos y la redactora Susana Burgos asuman su responsabilidad y, al menos, realicen también un mínimo ejercicio de autocrítica.

NUEVA PURGA EN TORRESPAÑA

El Consejo de Informativos de TVE ha tenido hoy conocimiento de que la Dirección de Informativos ha trasladado de manera forzosa a Los Desayunos a un redactor del área de Nacional. Se trata de un periodista contratado y con varios años de experiencia en el campo de la información política. El traslado se lo comunicaron el pasado viernes para su incorporación inmediata este mismo lunes.
Este informador había recibido numerosas amenazas veladas por parte de la Dirección de Informativos aprovechando su condición de trabajador contratado y, por tanto, en situación laboral más débil que los trabajadores fijos de plantilla.
Así mismo había sido llamado en varias ocasiones a los despachos siguiendo la estrategia de esta Dirección de intimidar y amenazar a los periodistas que defienden su trabajo y que se niegan a vulnerar los principios deontológicos a los que nos obliga la Ley 17/2006 de la radio y la televisión de titularidad estatal.
El Consejo de Informativos publicó en su acta de febrero un dictamen dando amparo a este profesional que se había negado a incluir su firma en una información porque la Dirección de los SS.II le impuso un enfoque con el que no estaba de acuerdo.
Desde el Consejo de Informativos denunciamos esta nueva purga en la redacción central de Torrespaña. Se trata de un paso más en el propósito de la actual Dirección de los SS.II de ir vaciando poco a poco la redacción de informadores independientes y honestos, para poner en su lugar a los que aceptan escribir al dictado. A esta estrategia responden también los recientes
cambios en áreas y programas informativos, dirigidos a controlar contenidos de cara a la nueva temporada electoral.

UNA CONTRATACIÓN INNECESARIA

El Consejo de Informativos de TVE, en cumplimiento del deber que le impone la Ley 17/2006, rechaza tajantemente la contratación y nombramiento de Víctor Arribas como director de La Noche en 24 Horas. Un profesional cuya trayectoria compromete la imagen de independencia, objetividad y veracidad que han de tener los contenidos informativos difundidos por TVE.
En la trayectoria reciente de Víctor Arribas encontramos una amplia actividad como tertuliano de marcado sesgo partidista. De ser "parte" muy significada pasa, sin solución de continuidad, a ser "juez" moderando una tertulia. Existe una duda más que razonable sobre la imagen de neutralidad que debe proyectar el director y moderador de un programa de debate en la televisión pública.
Además, es su responsabilidad como editor y presentador de los informativos de Telemadrid se encuentran graves vulneraciones deontológicas:
En 2009 la cadena fue condenada judicialmente por "faltar a la verdad"; y en los informativos en los que ejerció esa responsabilidad se confundió sistemáticamente información y opinión vulnerando principios deontológicos fundamentales (principios que ahora tendrá la obligación de respetar al estar expresamente recogidos en la Ley de la radiotelevisión pública. Fue el caso, por ejemplo, del tratamiento informativo de la denominada "teoría de la conspiración" sobre los atentados del 11-M.
Por todo lo expuesto, el Consejo de Informativos de TVE considera difícilmente explicable con argumentos profesionales su contratación en una empresa cuyas auditorías internas y externas denuncian la infrautilización de su plantilla. Una plantilla en la que se encuentran muchos profesionales con sobrada experiencia y capacidad, y sobre los que no existe ninguna duda en su
trayectoria sobre su comportamiento deontológico.
Desde el CdI contemplamos con preocupación una contratación que pone en tela de juicio el acuerdo político que pretende garantizar un modelo de servicio público para RTVE basado en su independencia, calidad y neutralidad política.

El CdI de TVE pide el cese del director RTVE de Murcia

El Consejo de Informativos de TVE, al igual que el de RNE, exige el cese del director del Centro Territorial de RTVE en Murcia. Una grabación recientemente hecha pública pone de manifiesto su absoluta incapacidad para garantizar el derecho de los ciudadanos a recibir una información veraz, plural e independiente, tal y como establece nuestro sistema de derecho. En ella además, falta gravemente al respeto de los profesionales de la Corporación.
La citada grabación certifica, mediante un vergonzante testimonio sonoro, lo que este Consejo de Informativos ha estado denunciando a través de sus informes y dictámenes: la utilización partidista de la televisión pública, sufragada con fondos públicos, mediante unos responsables elegidos discrecionalmente para servir a intereses particulares.
Este Consejo quiere aclarar que hace meses recibió de forma anónima una copia de esta grabación. Tras valorar su contenido acordó no iniciar ningún proceso deontológico mientras no pudiera confirmar su origen y autenticidad.